DIEZ PREGUNTAS

Diez preguntas, es una sección de AMC, dedicada a entrevistar a personajes públicos, famosos, conocidos o personas del mundo del ajedrez. En esta tercera entrevista tenemos al Maestro Fide “Salvador Guerra Rivera”, Monitor Autonómico y uno de los directivos más jóvenes de Ajedrez Metro Club y  sin duda de los de jugadores de más solera del ajedrez Marbellí. Campeón de España y de Europa.

Salvador, buenas noches. Entrevistarte, es todo un reto, no sólo has sido un alumno admirable e inmejorable, cuando comenzaba la escuela de Metro, sino que además, tu talla como persona, seria y adulta es de las más precoces que conozco. Personalmente pienso que parte de tu crecimiento como persona ha sido gracias al ajedrez. Me parece que el número de preguntas que se suelen hacer en esta entrevista se queda bastante corto para conocer un poco mejor a una persona de tu “altura”. Espero, que nos sorprendas con tus respuestas.

 1.- ¿Cómo, cuándo, y gracias a quién conociste el ajedrez?

Cuando era pequeño era un niño muy curioso y preguntaba por todo. Recuerdo ver un día en la juguetería que tenía mi madre, un tablero con sus piezas a la venta y me parecieron muy llamativas, como de costumbre, pregunté qué era y cómo se jugaba. Mi abuelo Andrés junto a Pepe Cano fueron los que me enseñaron a jugar con la edad de 5 o 6 años, pero no fue hasta los 9 años que empecé a dar clases y jugar torneos, y por cierto fuiste mi primer monitor.

2.- ¿Cuál fue el primer torneo y como influyó este u otro que te parezca mejor ejemplo, en que ahora estés integrado en un club de ajedrez, del nivel de Metro? Si quieres, coméntanos también que te llevó al camino de jugar a nivel de jugador federado.

La historia de mi primer torneo es bastante curiosa. Yo nunca he destacado en ningún deporte físico, al contrario de mi hermano mayor, que tenía equipo de fútbol, pádel, etc. Entonces un día le propuse a mi padre que me buscara una Escuela de Ajedrez, ya que con anterioridad en mi colegio celebrasteis un torneo, al que fuiste Juan Luis y Tú, y creo recordar que quedé segundo o tercero y ello me motivó. Pues bien, buscando información mi padre en internet, encontró el Blog de AMC y me dijo que un sábado por la mañana, se celebraba un torneo de ajedrez en el local de AMC y que si me apetecía jugarlo, yo por supuesto accedí. Yo en aquel momento sabía mover las piezas y poco más. En aquel torneo me fue bastante bien y vi una oportunidad clara de continuar y seguir aprendiendo ajedrez. En este ámbito, fui mejorando y mi padre me apoyó a apuntarme a dar clases contigo, a federarme y seguir jugando torneos e ir creciendo, pero para ello tanto mi padre como yo, hemos tenido que hacer muchos kilómetros.

3.- ¿Por qué sigues en Ajedrez Metro Club, habiendo recibido propuestas de jugar en otros clubs? Algunos jugadores, pensaron que el club se les quedó pequeño y se marcharon, otros como es tu caso, siguen aquí, cosa que agradecemos. Cuéntanos que te amarra a defender la bandera Marbellí.

Como dice el Monitor de Campeones, Daniel Gutiérrez Curras, yo tengo “SANGRE METRO” y es algo que no se puede cambiar. Yo he crecido en AMC y siempre he tenido el apoyo del club en todo lo relacionado a mi carrera. Me encuentro muy cómodo y querido y para mí eso es mucho más importante que jugar en equipos más fuertes o que cualquier compensación económica mejor. La cantera de AMC viene cada vez más fuerte, ya que han tenido de monitor al Monitor de Campeones que yo tuve y que antes he mencionado, además de contar ahora con los entrenamientos del nuevo monitor que tenemos, mi compañero de Club, el Maestro Internacional Andrés Merario Alarcón, y decir ahora, que me tienen a su disposición para lo que necesiten y confío en que podremos llegar muy alto tanto regional como nacionalmente. Espero que este año contando con la ayuda administrativa o de terceros podamos acudir a los Campeonatos de España por Equipos y eso si, defendiendo siempre el nombre de nuestra ciudad, “Marbella”. Seré de AMC siempre que no ocurra nada grave y sigamos los que estábamos desde el principio, bien guiados tanto por ti, como por Francisco Romero Berruezo y Juan Luis Quesada, nuestro Presidente.

4.- Cómo persona que ha seguido muy de cerca tu trayectoria, desde el primer torneo hasta el último, creo que deberías ser al menos Gran Maestro o como mínimo Maestro internacional. ¿En qué plazo de tiempo consideras, que alcanzarás el título de MI o GM?

Si las circunstancias COVID lo permiten y consigo algo de apoyo por parte del Ayuntamiento de Marbella para poder jugar torneos, orgulloso de mi ciudad, espero lograr el título de Maestro Internacional antes de acabar 2021. En cuanto al título de GM, eso son palabras mayores y hace falta una gran dedicación al ajedrez que hasta acabar la carrera universitaria que acabo de comenzar no creo que puedo cumplir, pero por lo menos lo intentaré, ya que mi pasión es el Ajedrez.

5.-Marbella, una de las ciudades por excelencia del ajedrez, ya que tiene varios hitos importantes como el conseguido por ti (que a mí me parece el más importante de todos), el de Lance Henderson, por ser el GM más joven de la historia de España y que en nuestra ciudad se haya organizado, un interzonal para el Campeonato del Mundo, un Campeonato de España, etc. ¿Qué se siente al haber conseguido dos de estos importantes éxitos como el de ser Campeón de España y de Europa, para nuestra ciudad?, ¿te recibieron en el ayuntamiento tras conseguir ese hito?

Yo he nacido y me he criado en Marbella, amo esta ciudad, y por supuesto conseguir estos hitos y ayudar a dar conocer mi ciudad y mejorar su prestigio, deportivamente hablando, me enorgullece enormemente. El Ayuntamiento de Marbella siempre me ha apoyado y portado muy bien conmigo, y cuando quedé campeón de Europa me recibieron la Alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, junto con los respectivos concejales y encargados del deporte en Marbella, Manuel Cardeña y Javier Mérida, en un agradable desayuno en la Canasta, en el que me llevé el cariño de ellos, junto a mi padre y el compañero y tesorero del Club, Pepe Cano y su esposa.

6.- No puedo dejar de hacerte esta pregunta, pues los lectores no me lo perdonarían. Y lamento tener de nuevo que mencionar en tu entrevista a otro jugador, ya que la entrevista es para ti, en exclusiva, pero es una pregunta obligada. Empezaste a jugar después de Lance Henderson, pero enseguida, nada más llegar, ya le ponías en apuros y le ganabas sin problema. Incluso en el Campeonato de Europa que ganaste y otros torneos importantes en los que coincidíais quedabas delante de él. Otras veces, no, pero recuerdo bastantes a tu favor. Me parece que tu respuesta puede ayudar a otros, así que no la eludas con evasivas, y danos esa respuesta educativa que creo que se merecen aquellos que están tratando de seguir tus pasos, o puedan aprender de tus errores. ¿Qué ha pasado, no deberías tener más ELO y al menos la misma categoría que él?

Lance y yo siempre fuimos de la mano en el crecimiento ajedrecístico. Al menos por mi parte, siempre que había un torneo intentaba quedar por delante y eso me ayudó mucho a seguir estudiando y mejorando. Siempre fuimos muy pareos, este torneo lo gano yo, el otro él, etc. Era una rivalidad sana en mi opinión que hizo que mejoráramos a niveles agigantados. Pero una vez que quedé Campeón de Europa, empecé a dejar el ajedrez más de lado y comencé a distraerme con videojuegos, como el Clash Royale, en el que también conseguí mis logros, llegando a ser Campeón de importantes ligas y formar parte de un equipo competitivo, Kaiju eSports y competir junto a ellos. Por ello, me relajé, y en este deporte eso te puede costar caro, ya que hay que ser constante y trabajar regularmente. Lance continuó trabajando y jugando buenos torneos y ha llegado muy lejos, y me alegro por él ya que se lo merece por todo lo que ha trabajado. Yo mientras, no dedicaba tiempo apenas al ajedrez, excepto las clases que daba con mi monitor GM José Carlos Ibarra y los torneos que iba jugando. Al año y medio, cuando pasé la etapa de los videojuegos y quise volver al ajedrez profesional, me encontré con 60 puntos menos de ELO, que con K10 es muy difícil de recuperar, y con un nivel competitivo que he tardado dos años en recuperar. Ahora que ha pasado el tiempo, me doy cuenta de todo lo que me decía mi padre y como he desaprovechado un valioso tiempo que ya no podré recuperar. Con esto no quiero decir que no haya que jugar a los videojuegos, actualmente de vez en cuando me sigo echando mis partidas y lo veo muy bien, pero lo que no puede ser es estar todo el día delante del móvil o de una pantalla, si te gestionas bien, hay tiempo para todo.

7.- Recuerdo como anécdota tu primer torneo, fuera del ámbito escolar. Llegaste a la escuela de ajedrez Metro, sin haber sido alumno, un recién llegado y enseguida te inscribiste a jugar un torneo. Tal como en aquel entonces, siempre que un niño nuevo entraba a participar en un torneo, se le advertía al chaval y a su padre de que al llegar nuevo, que se cuidara de no salir decepcionado, pues lo más posible era que lo apalearan (perdiera todas las partidas) y como monitor me preocupaba de que al pasar esto al alumno no volviera más a la escuela o a jugar un torneo. Tu caso fue sorprendente, pues no sólo no dejaste que te apalearan, sino que quedaste por encima de la mitad de la tabla. ¿Qué recuerdas de tus comienzos, y de esa ilusión de las primeras victorias y derrotas, y si lo que te motivaba a ganar o a jugar al ajedrez, en aquel entonces ha cambiado mucho o aún mantienes esa ilusión?

Yo recuerdo con mucho cariño aquel primer torneo en la escuela. Me acuerdo que en una partida se me dio el caso del mate de rey dama contra rey y no supe darlo ja, ja, ja. Gracias a ese torneo me di cuenta de que no se me daba mal y decidí seguir aprendiendo y apuntarme a las clases contigo. Cada vez me iba gustando más el ajedrez y deseaba con ansia que llegara el día de ir a la escuela a dar clase. El ajedrez me encantaba y sentía tal pasión por él que no quería dejar de aprender. Por suerte, el ajedrez es un juego que no tiene límites y en cada clase siempre aprendía algo nuevo. Por supuesto, con el paso del tiempo, han habido altibajos, pero actualmente, el ajedrez me sigue apasionando igual o más que antes y no veo el día que yo deje de jugar a este gran deporte.

8.- Con tu nivel de juego, y tu ELO has superado y ganas perfectamente a la mayoría de monitores que hubo o hay actualmente en Marbella. Además, tienes el título de monitor y alguna clase particular has impartido, además de las prácticas en Metro. ¿Te gusta esta faceta del ajedrez, has sacado tu título por capricho o te planteas la posibilidad de ejercer como monitor o entrenador de ajedrez en el futuro?

La faceta de monitor es algo que me apasiona, el poder enseñarle a alguien que quiere aprender todo lo que sabes me parece maravilloso. Por circunstancias de tiempo y ocupación, ahora mismo me es imposible dedicarme a ser monitor, ya que el monitor que yo quiero ser ha de dedicar mucho tiempo a su alumno y ahora mismo no puedo. Pero uno de mis sueños en un futuro es dar clase a algún chavalín y juntos conseguir llegar muy lejos y que poco a poco vaya cumpliendo sus metas.

9.- Háblame ahora sobre la rivalidad en el ajedrez. ¿Qué puedes contarnos de esto, crees que es un buen acicate para el progreso, se te ha dado el caso y si ha sido así, te atreves a explicarnos, como, cuando, con quién y en que te ayudó en tu progreso?

La rivalidad para mi es uno de los puntos más importantes en la progresión ajedrecística. Cuando llegué a la escuela, recuerdo que mi sueño era llegar a ganar a Alberto Toval, en aquel momento era el mejor de la escuela. Trabajé y estudié hasta conseguirlo. Luego comenzó mi rivalidad con Lance, que hizo que los dos llegáramos muy lejos. Para progresar en ajedrez, es muy importante la motivación. Tener a alguien a quien quieres superar es una motivación que hace que te impliques 100% en el ajedrez. Por supuesto, esta rivalidad de la que hablo debe ser siempre sana y no llegar a extremos nocivos y perjudiciales, como pegarse 8 horas diarias estudiando, hay que despejarse y vivir, que no todo es ajedrez.

10.-Cuando llegaste al ajedrez, eras una persona muy dependiente, o por expresarlo de otra manera, no eras muy independiente, si no recuerdo mal, y perdona si me meto en algo que pocos conocen de tus comienzos en el ajedrez y tú personalidad de niño, pues no tenías más de 9 años. Esto desapareció con bastante rapidez al tiempo que progresabas y jugabas mejor al ajedrez. ¿Qué faceta del ajedrez, consideras que ha sido más importantes en tú progreso y desarrollo como persona, y si te ayudó a superar ese pequeño problema?

Yo siempre lo he pensado y siempre lo diré, a mí el ajedrez me ha salvado la vida. Como bien has dicho, yo era un chico muy dependiente y tímido, y el ajedrez me ayudó mucho a crecer como persona. Jugar torneos, ir a clases, relacionarse con gente que le apasiona lo mismo que a ti y un largo etcétera, todo ello hace que sigas creciendo y mejorando como persona. Yo al principio no podía ir a un torneo sin mi padre, y ahora mismo lo que quiero es todo lo contrario, ir con gente y amigos del ajedrez y disfrutar plenamente del ambiente de los torneos.

11.-Hace años durante el estudio de un curso de una nueva disciplina (tan complicada o más que el Ajedrez), el profesor nos sorprendió preguntándonos, si teníamos una virtud un tanto extraña o al menos eso me pareció entonces, ya que no veía la relación con lo que estudiaba allí. Nos dijo tras nuestras respuestas que aquel que no fuera ordenado, o no empezara a  trabajar para convertirse un una persona extremadamente ordenada, que se olvidara de progresar en lo que nos estaba enseñando y ni pensara en ser alguien en la vida. No soy a día de hoy un experto en lo que este profesor nos enseñaba, pero antes era un desastre en el  orden y ahora está en todas las facetas de mi vida.  ¿Qué aspectos, virtudes o defectos has tenido que cambiar, reforzar o anular para seguir mejorando en ajedrez?, ¿Eres una persona ordenada?

Respecto a este tema, recuerdo un día hace mucho, en una de tus clases, hablaste sobre esto, nos dijiste que alguien que no hace su cama, no recoge su ropa y tiene la habitación manga por hombro es imposible que pueda jugar una partida de ajedrez ordenadamente. Yo pienso igual, una persona que en la que su vida es una locura y no lleva ningún orden es imposible que progrese no sólo en ajedrez, sino en cualquier ámbito. Yo tengo que decir que aún sigo siendo un poco desordenado, pero he mejorado mucho en cuanto al orden desde que empecé a jugar al ajedrez y eso se puede ver en las partidas. En mis primeros torneos importantes, se me escapaban muchas posiciones ganadas por no lograr llevar un orden y conseguir la victoria poco a poco, me podía el ansia de querer ganar rápido. Actualmente, me sigue ocurriendo, ya que ganar una partida de ajedrez es muy difícil y los ajedrecistas tenemos muchos recursos, pero para nada es como antes. Al final con el tiempo vas mejorando esos aspectos que te impiden seguir mejorando, la experiencia es el mejor maestro en este sentido yo creo y se obtiene jugando muchos torneos.

12.-¿Qué película, canción, libro, autor, han influido más en tu ajedrez, te motivan y cuales nos recomendarías?

Las películas y canciones creo que es más a gusto de cada uno y cada cual tiene sus películas y canciones que le ayudan a relajarse, motivarse o concentrarse incluso. En cuanto a libros, nunca he sido mucho de un solo autor o de un mismo libro, pero los que más he trabajado, sobre todo cuando daba clases con Daniel Gutiérrez, son los libros de mis Geniales Predecesores de Gary Kasparov, creo que son fundamentales para entender el ajedrez puro, no como ahora que el ajedrez está muy influenciado por los ordenadores y módulos.

13.- Háblanos ahora sobre tu vida como estudiante, y que estudias ¿Te ha ayudado el ajedrez a ser un buen estudiante, o por el contrario el que seas un buen estudiante es lo que hace que juegues bien al ajedrez?

Ahora mismo estoy estudiando en la Universidad de Málaga, el Grado en Ingeniería Electrónica, Robótica y Mecatrónica. Siempre he sido un buen estudiante, pero más que por el ajedrez, es porque me gusta estudiar y aprender cosas nuevas. Si es cierto que el ajedrez me ha ayudado mucho en los estudios, en la concentración a la hora de estudiar, en la optimización del tiempo de estudio y en la organización del temario. Todo estos puntos se dan en una partida de ajedrez, la concentración es fundamental, tienes que saber organizar el tiempo que tienes, ya que es casi tan importante como dar mate y, por supuesto, saber organizarse a la hora de analizar una posición en una partida. Yo nunca he tenido problemas en estos ámbitos.

14.- Hablando de ajedrez y pandemia. En el Campeonato de España Absoluto disputado en Linares, varios jugadores no pudieron terminar el torneo, por haberse relacionado con algún positivo. Entre ellos estabas tú, y tuviste que pasar dos semanas confinado. Ya sabemos que finalmente tras hacer varios PCRs, diste negativo y ni siquiera fuiste asintomático. ¿Qué puedes contarnos de esta experiencia? Todos sabemos lo que es estar confinado, pero no como en tu caso, donde el único confinado en tu entorno eras tú. Ilústranos y así sabremos cómo aprovechar o no el tiempo, si nos ocurre.

Por mi parte fue una faena, ya que estaba haciendo un buen torneo, unas tablas donde casi pude ganar al GM Manuel Pérez Candelario y en pleno ecuador del torneo donde ya iba a subir a las mesas de arriba. Pero bueno, yo sabía al estar allí del riesgo que corría y al saber que una persona con la que había tenido contacto había dado positivo, no me quedó más remedio que confinarme. Al principio me confiné en el hotel Aníbal y bueno exceptuando el tema de la comida que era bastante mala, estuve entretenido siempre hablando con amigos, viendo series en Netflix, estudiando ajedrez, leyendo libros, etc. Luego volví a Marbella para acabar aquí la cuarentena en un piso de mis abuelos, y ahí ya si que se hizo más duro. Ya cuando llevas 10 días encerrado solo y sin poder tener contacto físico con nadie acabas medio loco por el aburrimiento y la soledad. Por suerte, estuve bien atendido en cuanto a comida y apoyo familiar y de amigos. Eso si, el último día cuando recibí la segunda PCR negativa, yo empecé a dar saltos de alegría por poder salir y estar ya con mi gente. Espero no tener que volver a tener que estar confinado solo ya que es muy duro.

15.- ¿Con quién entrenas actualmente, le has derrotado ya en alguna partida de torneo serio, y de tus anteriores profesores, monitores alguno al que no hayas vencido aún?

Actualmente entreno con el GM José Carlos Ibarra Jerez y aún no he podido derrotarle en partidas de torneo, tenemos unas tablas en un Internacional de Lorca. Al final lo que está claro es que si eres un buen monitor, tu alumno te acabará superando que es lo que ha pasado con mis antiguos monitores como Daniel Gutiérrez o contigo mismo Jesús, lo cual es señal de que tuve buenos monitores y espero algún día también poder derrotar a José Carlos Ibarra, je, je, aunque lo veo difícil.

16.- Recuerdo una entrevista tuya, en la que hablabas bien de uno de tus monitores, Daniel Gutiérrez Curras, un gran compañero de club, de los pocos veteranos que se mantienen en competición, y un monitor que marcó un antes y un después en tu andadura. ¿Qué nos cuentas de esta experiencia y por qué te parece tan buena?

Yo con Daniel estuve dando clases durante dos años hasta que pasé con José Carlos Ibarra, que fue gracias igualmente a Daniel, que fue el que se puso en contacto con él y le habló de la clase de alumno que era. Cuando Daniel vio que ya no podía enseñarme nada más, “aunque yo pienso que sí que podía”, pero que quería que yo progresara más rápidamente. Si no hubiera sido por la dedicación y todo el trabajo que hizo Daniel conmigo, yo no hubiera llegado tan lejos, o al menos no lo hubiera hecho en el tiempo en el que lo hice. Recuerdo el primer verano que comencé a dar clases, que eso fue una locura. De lunes a viernes todas las mañanas 6 horas de clases sin parar, leyendo libros, jugando partidas, analizando posiciones… No sólo con eso, yo después por las tardes me las pasaba leyendo libros y, sumado a que todos los fines de semana jugaba algún torneo, y siempre acompañado por Daniel, que me comentaba los fallos que iba cometiendo y me motivaba si ganaba, hizo que en un verano subiera de 1300 a 1900 de ELO, y que en el Torneo de Málaga de Ascenso a Preferente hiciera pleno con 7 de 7 y tener unos fundamentos de ajedrez que me servirán siempre. Daniel me ayudó tanto en el ámbito ajedrecístico como personal, me hizo crecer enormemente como persona y le estaré siempre agradecido por todo lo que hizo por mi. Y bueno a pesar de dejar de dar clases con él, siempre ha estado pendiente de mí, apoyándome en todos los torneos y competiciones que he jugado y mostrándome siempre las cosas como son, que es lo que más me ha ayudado en mi vida. Él es un monitor que nunca deja a sus alumnos y desde aquí quiero reivindicar que siendo la clase de monitor que es, uno de los mejores de Málaga, monitor de Campeones de Europa, España y Andalucía, como aún no se le ha hecho un reconocimiento por parte del Ajedrez Malagueño y/o Marbellí, cuando si se lo han hecho a otros con menos logros.

Galería | Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS DE PRENSA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s