¿CUÁNTO SABEMOS DEL REGLAMENTO? Capítulo 1.-

Inauguramos hoy una nueva sección que estará dedicada a la Normativa, el Reglamento, y las Leyes del Ajedrez. El objetivo de esta inciativa, es aclarar y resolver las posibles dudas sobre Reglamento que podamos tener los jugadores de ajedrez. ¿Quién no ha dudado alguna vez sobre si una jugada es o no ilegal? o ¿quién no se ha preguntado como reclamar las tablas correctamente? o ¿sabemos como se calculan los desempates? ¿y la variación de Elo?, ….

Publicaremos un Capítulo mensual que compartiremos y se publicará también simultáneamente en la revista digital mensual, dirigida por Antonio Quintero Gemio del Ajedrez Alfil Invidente.

Sin más, aquí tenéis la primera entrega. El autor de este artículo ha sido mi buen amigo, el Arbitro Internacional Ismael Nieto González.

“La partida tablas”

IA Ismael Nieto González

Cualquier jugador de ajedrez sabe cuándo ha ganado y cuándo ha perdido. Pero sobre las formas en que una partida puede acabar en tablas es otra historia. Hay muchos casos posibles, algunos guardan cierta complejidad y desde luego no es raro encontrar jugadores que no tienen clara la normativa sobre la partida que acaba con el reparto de puntos.
Estos son todos los casos posibles, comenzando por los más sencillos:

1.- Tablas por ahogado. El caso más sencillo de entender. Es cuando a uno de los dos jugadores le toca mover y no tiene ninguna jugada legal. El ahogado finaliza inmediatamente la partida; no es necesario reclamar nada.

2.- Tablas por acuerdo. Uno de los jugadores ofrece tablas; el otro las acepta. Solo hay que tener en cuenta que las leyes del ajedrez establecen un procedimiento para la oferta de tablas: debemos ofrecerlas después de hacer nuestra jugada y antes de pulsar el reloj. Al hacerlo debemos escribir un símbolo = junto a la jugada que acabamos de hacer. Y una vez hecha la oferta no se puede retirar.

3.- Tablas por falta de material. Cuando a un jugador se le agota su tiempo en el reloj lo habitual es que pierda la partida. Pero hay una excepción: que el rival no tenga material para dar jaque mate. Esta es una regla que suele generar cierta confusión porque algunos jugadores tienden a pensar que esa capacidad de dar mate debe darse con una secuencia “lógica” de jugadas. Pero la norma dice justo lo contrario: para que sean tablas debe ser IMPOSIBLE dar jaque mate, ni siquiera haciendo las jugadas más absurdas posibles. Para estudiar los casos no basta solo con conocer el material que queda en el tablero, también puede llegar a influir la posición de las piezas. Veamos algunos ejemplos.

a.- El caso de caballo contra alfil nunca es tablas en caso de caída de bandera porque siempre hay una manera de dar mate.

El caso de caballo contra alfil nunca es tablas encaso de caída de bandera porque siempre hay una manera de dar mate

b.- Un caso poco habitual pero ilustrativo de que no basta con conocer el material restante. Aquí no existe ninguna jugada posible que acabe en jaque mate, a pesar de tener 8 peones y un alfil cada bando.



c.- En el caso de alfil contra alfil es tablas si los alfiles son del mismo color. Si son de distinto color no son tablas. Os animo a probar a llegar a una posición de mate en este caso.


d.- Cuando hay damas, torres o peones no suelen ser tablas pero ¡Siempre hay que ver la posición concreta! Por ejemplo, hay que cerciorarse de que no haya secuencias de jugadas forzadas que lleven a una posición de tablas, como el ejemplo siguiente:

Las negras acaban de jugar Df7+. Si ahora se cayera la bandera de las blancas la partida sería tablas porque la única jugada legal posible es Dxf7 con tablas por ahogado (El alfil no se puede mover porque está clavado por la torre y el rey negro tampoco porque la dama blanca no le deja ninguna casilla libre).

4.- Tablas por 50 jugadas. Este empate se produce cuando se realizan 50 jugadas consecutivas sin capturar ninguna pieza ni mover ningún peón. Se entiende por jugada el par de movimientos de cada color. Es decir, si el blanco mueve y el negro responde eso cuenta como 1 jugada. Este caso de tablas requiere que el jugador la reclame al árbitro ¿Cómo debe hacerlo? De la siguiente manera:

  • Debe tocarle mover.
  • No puede tocar ninguna pieza. Esto es muy importante: si tocamos alguna pieza ya estamos obligados a moverla y no podemos reclamar las tablas.
  • Debe parar el reloj y llamar al árbitro.
  • Si la jugada que acaba de hacer el rival ya es la 50, debe decirle al árbitro que se han producido 50 jugadas sin captura de pieza ni movimiento de peón.
  • Si falta 1 jugada – es decir, si la jugada que va a hacer ahora es la 50 – debe anotar la jugada y decirle al árbitro que después de esa jugada se van a producir 50 jugadas sin captura de pieza ni movimiento de peón.

5.- Tablas por triple repetición. Este empate se produce cuando se ha dado tres veces la misma posición en el tablero. Muchos jugadores lo confunden con haber hecho tres veces las mismas jugadas. No es así, porque las posiciones no tienen por qué ser consecutivas. Este es, con diferencia, el caso más complejo de entender por los jugadores y de resolver por los árbitros. Debemos quedarnos con la idea de que lo que se repite es una imagen del tablero, como una fotografía. Pero hay una matiz muy importante: para que dos posiciones se consideren iguales tiene que cumplirse lo siguiente:

  • Todas las piezas deben estar en la misma posición
  • Debe tocarle mover al mismo bando
  • Todas las piezas deben tener las mismas jugadas posibles.

¿Qué significa este último punto? Pues básicamente que hay que cerciorarse de las posibilidades de captura al paso y de enroque, que son las únicas jugadas en ajedrez que dependen del momento y no solo de donde se encuentran las piezas. Veámoslo con un ejemplo.

A continuación tenemos 6 diagramas que reflejan una secuencia de jugadas. Juegan negras:

Si miramos las posiciones 2 y 6, que hemos resaltado, parecen iguales. Pero si vamos a las tres
condiciones que hemos establecido para considerarlas iguales vemos que no cumple uno de los tres
puntos:
• Todas las piezas deben estar en la misma posición
• Debe tocarle mover al mismo bando
Todas las piezas deben tener las mismas jugadas posibles. Esta condición no se cumple porque en la posición 2 el peón blanco podía comer al paso dxc6+ a.p.
Pero la opción de comer al paso solo existe en la jugada siguiente a que el peón rival pase por delante del nuestro. Y en la posición 6 ya no es posible hacerlo.

Con el enroque pasa algo similar. Si movemos nuestro rey o nuestra torre y luego vuelve a su casilla
inicial ya ha perdido su capacidad de enrocar y por tanto no serían la misma posición.
La manera de reclamar la triple repetición es idéntica a la de las 50 jugadas. Así que recordad lo más
importante de todo: NO TOCAR NINGUNA PIEZA o perderéis el derecho a reclamar las tablas.

6.- Tablas por repetición por decisión arbitral. Esta es una norma bastante reciente y obliga a los árbitros intervenir en los casos anteriores si ninguno de los jugadores lo reclama. En este caso cambian las cantidades: deben ser 75 jugadas sin captura de pieza ni movimientos de peón o bien que la misma posición se repita 5 veces. Si eso se produce el árbitro intervendrá y decretará las tablas sin esperar a que lo reclame ninguno de los dos jugadores.

Colaborador de la sección Reglas y Normativa
Esta entrada fue publicada en REGLAS Y NORMATIVA. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s